21 de Enero 2019

JORNADA HISTÓRICA EN EL BÁDMINTON VALENCIANO

Como cita el dicho “quien a sigue la consigue”, ese era el sentimiento generalizado en todos los jugadores y aficionados del San Fernando Valencia que ayer acudieron al pabellón de la Fuensanta o que pudieron seguir en directo al equipo valenciano por la web de Teledeporte tras vencer en un agónico 4-3 a un combativo CB Rinconada, muy mermado por las bajas de última hora de varios jugadores y donde hasta en 5 ocasiones hubo que irse hasta la manga de desempate para determinar en ganador de los partidos.

La tarde del sábado se preveía determinante para las aspiraciones del CBSF Valencia de permanecer en la máxima división y ese era el ambiente que se respiraba en la grada del equipo local, lleno de socios del club y de simpatizantes, compañeros y amigos de nuestros jugadores a sabiendas de que el apoyo del graderío podría resultar decisivo para conseguir la ansiada primera victoria en liga. El técnico local Juan Fernández remarcaba al principio del encuentro la importancia de “salir con ventaja de la ronda de dobles tras poder comprobar que el equipo visitante no podía disponer de varios de sus mejores jugadores para el encuentro lo que nos puede dar cierta seguridad para afrontar la ronda final de individuales”.

En el primer partido todo se ponía de cara para la pareja local de dobles mixtos formada por los hermanos Juan y Marina Fernández que tras un gran inicio de set donde comenzaron ganando 7-0, conseguían imponerse por 21-16 a la pareja formada por Laura Molina y Javier Sánchez. En el segundo set las fuerzas se igualaron y, aunque los locales dispusieron de un 18-16 en el marcador no supieron gestionar la presión tan bien como sus rivales y cedieron el set por 18-21. En el tercer juego se llegaba al 17-17 y nuevamente caía del lado sevillano por idéntico resultado al segundo set, 18-21, aunque con un destacado gran papel de Marina Fernández que disputó uno de los mejores partidos de mixtos que se recuerda en la capital valenciana.

En la ronda de dobles por género salían a pista las jugadoras Silvia Ferrandis y Laura Samaniego por parte del equipo local ante las hermanas Laura y Marta Molina en la modalidad femenina; y Junior Auvitu y Arturo Hernández (quien debutaba en casa ante su afición) ante Javier Sánchez y Francisco Olivares en la modalidad masculina. Ambos partidos fueron muy vibrantes e igualados donde fue necesario ir al desempate tras haber perdido el primer set y ganado el segundo de forma clara en el caso de la pareja femenina del San Fernando Valencia; y haber ganado el primero pero perdido el segundo en el caso de los valencianos. El desenlace podía haber sido cualquiera pero la solidez en pista hizo que cayera del lado sevillano el dobles femenino y del valenciano el masculino, poniendo el 1-2 en el marcador general del encuentro a favor de los visitantes si bien cualquier otra combinación hubiera sido igualmente justa. Junior Auvitu se mostraba “muy feliz de haber contribuido por fin con una victoria para ayudar al equipo tras varios meses apartado de las pistas por una lesión en la mano derecha donde he sufrido mucho por no poder jugar pero hoy me siento contento porque voy encontrando buenas sensaciones y espero que dure lo que resta de temporada”.

En la ronda de los Individuales números 2 los jugadores valencianos fueron muy superiores a los sevillanos de forma que Laura Samaniego se impuso por un claro 21-7 y 21-11 a la debutante en liga Marta Ferreira; y el polaco MArcin Kalitka hacia lo mismo ante un nervioso José Manuel Flores, también debutante en la competición, imponiéndose 21-6 y 21-7 con un juego sin fisuras que no dio opción alguna a su adversario. Tras esta ronda los valencianos conseguían darle la vuelta al marcador de la general, encontrándose por primera vez en toda la liga en un 3 a 2 favorable que conseguía mantener intactas las esperanzas valencianas de conseguir su primera victoria.

Se daba paso así a la ronda final de individuales donde el local Arturo Hernández se enfrentaría a Francisco Olivares y Andrea Arrones a la sevillana Marta Molina y que definiría qué entidad se llevaría los 3 puntos del encuentro. En la modalidad femenina, aunque la valenciana tuvo un gran inicio de partido que hizo que dispusiera de varios puntos de set, todos fueron contrarrestados por un mejor juego de la sevillana para hacerse con el primer set por un ajustadísimo 20-22. En la pista de al lado, Arturo Hernández no empezó con buenas sensaciones y Francisco Olivares con un juego brillante sin apenas errores se hizo con la victoria del primer set por un claro 14-21. Ambos resultados hacía presagiar lo peor en Valencia, aunque esa sensación desapareció rápidamente porque los jugadores locales desplegaron su mejor bádminton y, arropados por la grada, conseguían ganar el segundo set en ambos partidos por un idéntico resultado, 21-17, forzando así el tercer juego y poner más nervioso y expectante al público asistente a la Fuensanta. Andrea Arrones salía primero a pista y, aunque hubieron varios altibajos en su juego, la valenciana se encontraba más segura que otras veces en la manga final y aunque se colocó en un 19-20 tras una gran remontada, el último punto partido caía del lado sevillano, lo que ponía las tablas en el 3-3 en la general y centraba la atención en la pista central donde se jugaba el tercer set del individual masculino y donde Arturo se notaba más seguro y consistente con su juego ante un Francisco Olivares que no conseguía imponer el gran juego desplegado en el primer set, cayendo la tercera manga por 21-13 a favor de los locales y que desataba la euforia entre los valencianos que veían cómo su equipo conseguía ganar al fin un encuentro e inaugurar el casillero de victorias que tanta falta les hacía. Arturo destacaba al final del partido sentirse “encantado por el recibimiento en la ciudad donde me he sentido muy arropado y a gusto jugando y muy contento por haber contribuido con dos victorias en mis dos partidos a que el equipo gane su primer encuentro. Además hacerlo en casa ante un rival tan complicado como el Rinconadanos da mucha más moral. La gente ha disfrutado con el equipo y el grupo sale reforzado para afrontar la recta final del campeonato, aspectos imprescindibles para la consecución del objetivo de la permanencia fijado a principio de la temporada”.

Los próximos encuentros de los valencianos serán a domicilio ante el segundo clasificado de la competición, el IES La Orden de Huelva el 2 de febrero; y en casa el 9 de febrero ante el Bádminton Granollers, rival directo por la permanencia.

COMENTARIOS